Blogia
latercera

"no lo abras..."

"no lo abras..."

El otro día me fui a dar una vuelta por FNAC. Bueno, no. Fui a buscar unos discos concretos que salían ese día. El de Ismael Serrano, y el de Calamaro. Ambos para Vanessa. "Porfavor, no los abras!quiero hacerlo yo". Y yo pensaba...joder, qué pocos resistimos a los puñeteros mp3, polifonías en el móvil, cacofonías en el espacio. No entiendo ni entenderé nunca que se haya perdido la cultura del Disco. No se puede comparar para nada jamás como suena un disco original a uno pirata, o a una mierda en mp3. Pero como vivimos en este mundo de las grandes mayorías, y las grandes mayorías han decidido ahorrar 15 o 18 euros, y piratear, a los que nos gusta disfrutar de la música original, nos ha tocado perder también.

A mí me encanta saber que sale un disco e ir a comprarlo. Y sino sale ningún disco me encanta perderme por la tienda buscando y encontrando cosas. Originales. No tiene precio comprar un disco, disfrutar abriéndolo...como si fuera un tesoro, apreciar el valor del diseño gráfico acorde al concepto del disco, leer la letra pequeña, las letras, agradecimientos, autorías, ...mientras lo escuchas en tu equipo de música. El equipo de música de uno, es además, el equipo de música de uno. Todos los equipos de música son parecidos, pero el de uno, es como su coche, ...no sé, se nota. No sé si esto le pasa a todo el mundo, o sólo a mí.

El caso es que la cultura del disco original..mierda..se ha perdido. Y hemos perdido todos. Ya perdimos un poquito con el CD en su día, yo pienso que no hay nada como el Vinilo ( grande Quique González que lo saca en Vinilo ahora el nuevo ), con su ruidito de polvito en la aguja entre canción..y canción...es magia..no tiene precio. La gente, las grandes mayorías, han decidido que no. Que no vale la pena pagar por todo esto. Por las palomitas en el cine, por el cine, por el fútbol, por el baloncesto, por el bingo, por el casino, por una buena cena, ..por todo eso sí. Pero por la música no. Algún día empezaré una campaña, y me bajaré los taxis del emule, y no pagaré al taxista. Y me bajaré las cenas, los vinos, las entradas de los cines,...todo, me bajaré hasta un piso, del emule. Y no pagaré nada. Todo el mundo sin trabajo. Ala.

 En fin, esto no pretende ser tampoco una defensa antipiratería, ni nada de eso. Las compañías en parte se han ganado a pulso todo lo que les pasa. Incluso ahora, siguen sacando tanta basura, hay tanta basura en las tiendas de las estanterías que no me extraña que la gente piratee. Igual se han pasado a veces ( sólo a veces ) con los precios.

 Así que este no es un artículo, perdón, un post, de la piratería, y además  creo que me he liado. O no. El caso es que el otro día fui  a FNAC y me da mucha penita comprobar que cada vez que voy a una tienda de discos, hay menos discos. Menos espacio para discos y más espacio para los videojuegos. Y me jode que esta vez, este mundo, esta gran mayoría no esté de mi parte, y no se valore la música como se merece.

Hoy volveré a FNAC, a comprar un disco que estoy deseando hace tiempo que salga, abrirlo, leerlo, escucharlo, ...

Si yo no voy, si vas tú, y me lo traes...porfavor..."No lo abras, quiero hacerlo yo".

Besos de vuelta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Cide -

Jolín, después de publicar mi comentario de que Dsdmona ha dicho lo mismo pero con muchísima más capacidad de síntesis. Debería ser menos visceral, que enseguida me lanzo a comentar,jejeje.

Cide -

Tienes razón en los criterios de calidad que aduces y también en la magia de abrirlo, en el placer de escucharlo mirando el libreto etc. Pero por contra, hemos ganado otra cosa. Ahora, alguien de cuyo criterio te fías, a través de internet te manda una canción, o te sugiere un artista, tú te bajas su disco, lo descubres, te encanta, o no, pero ya no estás obligado a elegir entre lo poco que suena en los cuarenta criminales o lo que te pasa el amigo de cuando en cuando. Todos los meses puedes descubrir cosas nuevas gracias a lo que algunos llaman "piratear" y que bien podriá llamarse "compartir".
Yo descubrí así a Quique González. A través de mis amigos jamás habría llegado a él. Lo vi comentado en alguna parte (creo que fue en el blog de Athena), me bajé un par de discos, me fascinó, luego pagué por verlo en dos conciertos y me compré un par de discos. Seguro que Quique estaría encantado de que yo en su día lo "pirateara". Le ha salido más rentable que confiar en la promoción que le tenga que hacer su compañía. Y sí, es cierto, la forma de llevar el negocio de la música tiene que cambiar y todo cambio duele. ¿Sabías que el año pasado fue el año que más recaudó la SGAE? ¿No habíamos quedado que la "piratería" dañaba a los autores? ¿Qué pasa pues? Pues pasa que se hacen más conciertos de medio aforo. Se hacen menos multitudinarios que es lo que le interesa a las compañías grandes, pero tenemos más variedad, más capacidad para elegir y los músicos tienen más oportunidades de vivir de la música. Menos oportunidades de ser mega-estrellas, pero más oportunidades de vivir honestamente de lo que hacen.
Aun con todo, qué duro es ser músico en España.

dsdmona -

Reconozco que soy asidua de música bajada de internet (que no de top manta) pero también reconozco que continúo comprando cd's y que internet me ha sevido para conocer y descubrir música que de otra manera jamás me hubiera comprado, así que para mi el placer de abrir un cd nuevo continúa estando ahí pero sin dejar de lado las nuevas tecnologias y las ventajas que nos ofrecen.

D.

Romano -

Amigos
Comparto con ustedes el mismo sentimiento,emocion de abrir el disco,escuchar tema por tema mientras vamos abriendo el librito,lamentablemente cada vez somos menos,,,

Cariños desde Buenos Aires

acróbatas -

A mi me encanta tener los discos originales por todo eso que cuentas... Pocos lo hacemos todavía... ¿verdad?

Gracias por traerme mis discos. :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres