Blogia
latercera

NO hay gente...

Dónde está la gente?...Camino por la calle y no te veo, y no me veo. No veo a nadie. Todo está desierto. La tranquilidad de estos días es fea, no es la tranquilidad anhelada...en una tranquilidad intranquila, incolora...fea. Se fue la gente. Y echando de menos, me empiezo a echar de menos a mí mismo también, tras unos días, tal vez, tras alguna semana algo como perdido entre la nada...Ahora, tengo otro cumpleaños que celebrar, otro día mágico..que te despiertas como de golpe, dándote cuenta de eso, que despiertas. Y que, pese a ser algo que uno hace cada día, no deja de ser seguramente el acto más importante de todo el día, despertar. Cuando eso lo haces al lado de la persona con la que quieres hacerlo siempre, se convierte en lujo, desgraciadamente, demasiado no presente como debiera estarlo por la maldita rutina del día a día..A veces la vida te devuelve de golpe a la vida, en todos los sentidos te despierta. Yo siempre digo.." es como reiniciar un ordenador, pero contigo mismo...te reinicias..". Y yo, cuando me reinicié el otro día, te busqué, y te ví, como siempre, pero como nunca. Y hoy, que todos están fuera, me siento menos solo, a pesar de que no me gusta que todos os hayáis ido. Estamos. Y estoy. Y vuelvo. No me gustan las temporadas de soledad...la nada..me pervierten, me transforman, no me gustan, me revulven. Me gusta la tranquilidad del norte, y el verde, pero necesito del gris del asfalto, para sobrevivir, y quererme como quiero. Feliz día.

 

GENTE SOLA. Pedro Guerra

Hay gente en la cola
de todos los cines,
gente que llora, gente que ríe,
gente que sube y que baja de un coche,
gente en el rastro y en los ascensores,
gente en la guagua,
en el metro, en la lluvia,
en un árbol,
gente en la cuesta,
vestida, desnuda,
cantando,
gente con sombra, con dudas,
gente que añora y que ayuda,
gente que vive a la moda,
que viene y que va,
pero qué sola está.

Hay gente que sueña
que abraza a otra gente,
gente que reza y luego no entiende,
gente durmiendo en el borde del río,
gente en los parques, gente en los libros,
gente esperando en los bancos
de todas las plazas,
gente que muere en el borde
de cada palabra,
gente que cuenta las horas,
gente que siente que sobra,
gente que busca a otra gente
en la misma ciudad,
pero qué sola está.

Gente en el ruido y el humo
de todos los bares,
gente que en su corazón
multiplica los panes,
gente con ramos de flores,
gente borracha de amores,
gente que cava su fosa,
que no puede más,
pero qué sola está.

Gente con ramos de flores,
gente borracha de amores,
gente que cava su fosa,
que no puede más,
pero qué sola está.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

David Grau -

La soledad del caminante es la realidad de la sociedad.

Muy bueno lo que has escrito.

David Grau

Abrazos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres